8 errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de bodas en Granada

8 errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de bodas en Granada

He escrito muchos artículos sobre por qué debería contratar a un fotógrafo de bodas profesional, por qué es tan importante y por qué deberías priorizar tu presupuesto en la fotografía.

Cuando se trata del día de tu boda, solo hay una cosa que no verás hasta que termine, y son las fotografías. Todo lo demás lo habrás visto, planeado y reservado, el lugar de celebración tu boda, los anillos, las flores, el vestido, la música, las decoraciones, etc… y la lista continúa.

Tu fotógrafo inmortalizará el día por ti, pero no verás el resultado de su trabajo hasta unas semanas después, por eso es tan importante elegir a tu fotógrafo de bodas, una vez que termina el día, las fotos de tu boda es lo único que te quedará y con las que podrás revivirla a través de recuerdos y sentimientos.

ERRORES DE FOTOGRAFÍA DE BODAS A EVITAR

Sin embargo, todavía hay algunos errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de su boda, por lo que he reunido 8 errores comunes que veo frecuentemente.

1. BAJO APRECIO A LA IMPORTANCIA DE LA FOTOGRAFÍA.

El primer arrepentimiento y, lamentablemente, algo muy común es no contratar a un fotógrafo de bodas profesional. Las bodas no son baratas y todo puede parecer costoso, por lo que cuando piensas que un fotógrafo de bodas no “añade” nada en sí al día, puede ser fácil decidir que no son necesarios o que te puedes ahorrar el dinero. El coste juega un papel importante, siendo el motivo de por qué las parejas pueden no contratar a un profesional. Sobre todo cuando tienes un amigo de la familia que tiene la fotografía como pasatiempo, entonces es fácil ver por qué puedes pensar que es una buena manera de ahorrar algo de dinero.

El hecho es que estás pagando por algo que no verás hasta después de tu boda. El fotógrafo estará allí el día de tu boda, sin embargo, estará trabajando en segundo plano. Podrías ahorrar dinero y gastarlo en flores más grandes, mejor comida, bebidas gratis, sin embargo, ¿Qué hay de fotografiar todos estos momentos? A tus invitados no les importará o incluso no notarán si gastaste más en tus flores o comida, sin embargo, lo notarás tú y te arrepentirás cuando las fotos de tu boda no reflejen el hermoso día, las emociones de tus invitados o todo el arduo trabajo que pusiste en la planificación del día.

Por este motivo has de contratar a un fotógrafo de bodas profesional, alguien que sepa lo que está haciendo y tenga años de experiencia haciéndolo. Será una de las mejores inversiones que harás y no te arrepentirás.

Debes maximizar tu presupuesto, debes darle mucha importancia a la fotografía de tu boda. ¿Por qué? Al final de tu día especial, se comerá la tarta, las flores se marchitarán, el lugar se despejará y todo lo que tendrás serán recuerdos. ¡Qué mejor manera de capturar y conservar esos recuerdos para poder mostrarlos a familiares, amigos, nietos, que a través de imágenes!

Escucho a muchas novias centrándose en crear la boda de sus sueños, enfocadas en que todo salga perfecto, pero olvidan que es sólo por un día, y no piensan o le dan prioridad a su presupuesto para contratar a un fotógrafo de bodas profesional para que sea capaz de fotografiar su día, su boda perfecta con la que han soñado y han pasado meses planeando y creando.

Asegúrate de fotografiar tu boda perfecta, porque es lo único que tendrás cuando termine tu día y las imágenes serán lo que durarán para siempre.

Si estás nerviosa frente a la cámara o no te gusta que te tomen una foto, piensa también en una sesión de preboda. La fotografía es un servicio cercano y personal y tanto tú como tu fotógrafo debéis sentiros cómodos trabajando juntos. Una sesión de fotos de preboda no solo mejorará tu álbum de bodas, sino que funciona como un ensayo general para la fotografía del día para que te sientas más relajada y natural frente a la cámara.

2. NO FOTOGRAFIAR TODO EL DÍA

Es posible que hayas contratado a un fotógrafo, sin embargo, otro arrepentimiento puede ser sólo contratarlo para la ceremonia, nuevamente, esto se reduce a los costes. Con todo el estrés de planificar tu boda, puede ser difícil pensar si los preparativos de tu gran día son importantes, por lo que a veces, para ahorrar dinero, puede ser fácil no fotografiarlos. Sin embargo, estos pueden ser algunas de las mejores fotos de tu boda.

Hacer las fotografías durante los preparativos puede ser muy divertido: tú y tus damas de honor preparándose juntas, tomando una copa de vino con toda una gama de emociones y sentimientos, desde emoción, nerviosismo, hasta relajación y diversión en la habitación.

Después de la ceremonia, tu y tus invitados os sentiréis más relajados y las bebidas fluirán. Se pueden fotografiar muchos momentos geniales de los invitados charlando, bailando y disfrutando de su día.

Fotos de todos tus familiares cercanos y amigos juntos para la celebración de tu boda: Has pasado mucho tiempo planeándola, así que asegúrate de capturar momentos de tus invitados disfrutándolo todo.

3. NO CONOCER PRIMERO A SU FOTÓGRAFO

Al contratar a un fotógrafo de bodas es importante conocerlo, si no, es posible que te arrepientas cuando se trata de tus fotos. Su trabajo puede ser increíble, pero si no te sientes natural y relajada con él, se verá en las fotos. Todos los fotógrafos intentarán asegurarse de que te sientas relajada y cómoda, sin embargo, es posible que te resulte incómodo, por lo que luego se verá en tus fotos.

Puede tener algunas ideas divertidas para las fotos, pero es posible que no quieras eso. La cuestión es que quieres un fotógrafo con el que te lleves bien, te sientas relajada, y en definitiva, un fotógrafo que casi se sienta como un invitado.

Al entrevistarte con tu fotógrafo y conocerlo, puedes ver cómo es, puede que te resulte difícil o incómodo tratar con él, lo cual puede notarse en las fotos, pero sin embargo, si conectáis y sientes que estás hablando como si fuera un viejo amigo, entonces las fotos de tu boda se convertirán en más divertidas, naturales y placenteras. Tus mejores fotos serán en las que sólo apareces divirtiéndote y disfrutando del día.

4. RESERVAS DE ÚLTIMA HORA Y DECEPCIÓN

Has establecido un presupuesto para la fotografía, lo has incrementado lo mejor que puedes para que permitirte el mejor fotógrafo que puedas conseguir. Todo funciona hasta ahora, pero como no decidas pronto a quien contratar, puede ser que te quedes decepcionada cuando los fotógrafos de bodas que deseabas haber contratado están completos para tu día.

Al igual que con el lugar de celebración de tu boda, tan pronto como se confirme el lugar de la boda y la fecha, debes reservar a tu fotógrafo de bodas. No importa cuál sea su presupuesto, los mejores fotógrafos de bodas aceptarán reservas con hasta 2 años de anticipación, así que no esperes un par de meses antes de tu gran día porque puedes llevarte la sorpresa de que están completos. Mi consejo es que tan pronto como tengas la fecha y el lugar, encuentres al fotógrafo de bodas perfecto y contrátalo.

8 errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de bodas en Granada 2

5. NO TENER UNA SESIÓN DE FOTOS DE COMPROMISO

Si bien se relaciona un poco con el punto anterior, las parejas a veces se arrepienten de no tener una sesión de preboda. Por supuesto que puedes hacer algo así después de la boda, sin embargo, el otro beneficio de este tipo de sesión es que te ayuda a sentirte más relajada frente a la cámara.

A menos que trabajes como modelo, no estarás acostumbrada a que te tomen una foto y que el foco esté en ti, no se trata de hacer una pose tonta, se trata de estar más cómoda siendo como un bebé frente a la cámara y tener tu foto. Muchos fotógrafos incluirán una sesión de preboda en su paquete más completo para que puedas acostumbrarte a trabajar con ellos y ayudarte a sentirte más relajada y cómoda. Cuando llegue el día de tu boda, te sentirás más a gusto con tu fotógrafo, ¡con la única diferencia de que esta vez llevas el vestido de novia!

6. LISTAS DE FOTOS

Cuando eliges y contratas al fotógrafo de bodas perfecto, lo eliges porque te encanta su estilo, lo eliges porque te sientes cómoda trabajando con él y lo eliges porque confías en él.

Si hay algunas fotos bonitas que te gustarían, fotos familiares, mamá y novia, etc., házselo saber a tu fotógrafo, pero no se lo digas, muéstrele todas las fotos que te gustaría. Lo contratas porque confías en él, porque has visto álbumes completos de su trabajo y te gusta su estilo.

No hay necesidad de darle una larga lista de fotos que deseas. Confía en que hará su trabajo y capturarán momentos en los que ni siquiera tú habrías pensado, o que ni siquiera esperabas que sucedieran y mucho menos capturarlos. Deja que tu fotógrafo de bodas fotografíe momentos reales y use sus años de experiencia para producir la mejor historia de tu vida.

Hazle saber a tu fotógrafo si quieres tomar fotos familiares específicas que desees, incluida una lista de fotos grupales y tal vez asignes a un invitado para que reúna a esas personas durante la boda. Es importante tener en cuenta que este punto son las fotos familiares y las personas importantes con las que quieres una foto en un estilo más tradicional.

No se trata de decirle a tu fotógrafo que te gustaría una foto tuya y tu esposo en el puente del jardín, o en los escalones frente al lugar de celebración, por ejemplo. Deja que el fotógrafo por el que estás pagando use su experiencia para encontrar y sugerir buenos lugares para una foto. Confía en él, tendrá años de experiencia y es posible que incluso haya fotografiado antes en el lugar de tu boda.

Permite suficiente tiempo. Esto es especialmente cierto para las fotos grupales, en las que puede llevar tiempo localizar a las personas clave que deseas en las fotos. Comunica a los invitados con anticipación cuándo y dónde deben estar para las fotos de grupo. Por otro lado, no dejes que esto domine tu día, quieres disfrutarlo y divertirte, no quieres tener recuerdos de tu día estresada por cien fotos de grupo.

7. BOLSILLOS… VACÍA TUS BOLSILLOS.

No, esto no es un atraco, estamos hablando de novios, los mejores hombres, de hecho cualquiera que tenga bolsillos, ¿quieres las fotos de tu boda en las que aparece tu novio o invitados con bolsillos abultados? Esas fotos quedan horrorosas, marcándose en el costado de sus pantalones las llaves, la cartera, el teléfono, etc…

Si eres el novio, ¿Necesitas tu cartera? ¿Necesitas tus llaves? Si las personas más importantes de tu vida están contigo en este día especial, ¿Por qué necesitas tu teléfono? Así que vacía tus bolsillos y disfruta del día, guarda las cosas en un lugar seguro y olvídate de ellas.

8. GUARDA TU TELÉFONO

Siempre es un tema interesante, pero creemos que las fotos de la boda pueden arruinarse fácilmente con fotos de la novia y el novio caminando hacia un mar de teléfonos con cámara que también están siendo fotografiados. Puedes pedirle a tus invitados que no hagan fotos, o tal vez pídeles que las hagan hasta un punto, es decir, pueden tomar fotos si lo desean hasta el momento de la llegada de la novia a la iglesia, luego pueden guardar sus teléfonos y cámaras para disfrutar del resto del día con vosotros. ¿Has pensado en una boda desconectada?

Los teléfonos inteligentes pueden ser una auténtica pesadilla para los fotógrafos de bodas. Es casi como tener paparazzis para competir por las tomas clave, como la novia caminando por el pasillo. Estás pagando mucho dinero por las fotos de tu boda, así que sigue con una tendencia creciente de bodas desconectadas y pide a tus invitados que dejen sus teléfonos en paz y disfruten la experiencia de primera mano en lugar de a través de una lente.

En una era en la que se ha vuelto tan difícil dejar el teléfono sólo durante una hora, y mucho menos un día, es muy fácil que los invitados se conviertan en fotógrafos. Algo que a menudo se pasa por alto o no se considera es una ceremonia desconectada, asegurando que los invitados se sienten y disfruten el momento con vosotros, sin coger los teléfonos, cámaras, iPads, etc… En definitiva, sin mirar hacia abajo para actualizar su estado de Facebook.

Imagino que no quieres aguantar el que te cases con la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, después de pasar meses planeando este momento, y disfrutar con todas las personas especiales de tu vida que has invitado, y al mirar hacia atrás ver los teléfono enfocándote fijamente. Piensa en tener una boda desconectada para que cuando mires hacia atrás veas las caras de tus invitados y sus emociones.

Estas son sólo 8 cosas que escucho cuando se trata de fotografía de bodas y errores e historias que descubro con novios. Así que asegúrate de tener en cuenta esto para no caer en estas trampas y cometer los mismos errores.

No te arrepentirás de las fotos de tu boda, estarán contigo por el resto de tu vida, así que contrata al mejor fotógrafo que puedas pagar, conócelo, habla con él, piensa si una sesión de preboda es necesaria y ¡disfruta el día!

8 errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de bodas en Granada 3

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER EN LA FOTOGRAFÍA DE BODAS

Cuando se trata de fotografías de parejas y de bodas, hay algunas cosas que se deben y no se deben tener en cuenta al contratar a tu fotógrafo, y también en el día en sí.

Por tanto, he recopilado 5 trucos de cada uno para que pienses que hacer y que asegurarse de no hacer.

QUE HACER EN LA FOTOGRAFÍA DE BODAS.

1. Maximiza tu presupuesto para tu fotografía, es lo único que tendrás al final, capturando todos esos recuerdos y cuenta la historia del día de la boda. Procura de conseguir el mejor fotógrafo de bodas que puedas pagar, no bajes tus estándares ni contrates a alguien con quien no estés contenta sólo porque tienes un presupuesto ajustado. Si es posible, busca otras áreas en las que puedas ahorrar algo de dinero, ya sea en flores, la comida, la bebida y el vino. Hagas lo que hagas, comprende el valor de la fotografía de bodas y contrata a los mejores que puedas.

2. Reúnete con ellos, asegúrate de sentirte cómoda con ellos y que respondan cualquier pregunta que puedas tener. Si no te sientes a gusto con ellos, relajada o natural a su alrededor, esto se verá en tus fotos. Es importante reunirse con tu fotógrafo para ver cómo te llevas con él, quieres estar relajada, quieres disfrutar hablando con él sobre los planes para tu día, quieres sentir que estás hablando con un amigo. Si sientes que es un trabajo duro o no sientes una conexión, piensa en contactar con otra persona.

3. Ver álbumes recientes completos de su trabajo. Estás buscando consistencia y no sólo unas pocas fotos realmente buenas, sino un álbum completo y una historia de fotografía de calidad. Es posible que en su sitio web tenga excelentes fotos de boda, pero quieres que cuente una historia, la historia vale mucho más para ti que 1 o 2 fotos increíbles. Fíjate en que la calidad de su trabajo brille en los álbumes completos y que cuente una hermosa historia.

4. Sigue tu instinto, si confías en él, ama su trabajo y te sientes cómoda con él, entonces sigue tus instintos. Si tienes alguna duda o inquietud, habla con él, asegúrate de que te tranquilicen y responda cualquier pregunta o inquietud que puedas tener. En caso de tener alguna duda o sientes que no puedes confiar en él, entonces ponte en contacto con alguien más, o ve y habla con otro fotógrafo y mira cómo te sientes con éste último.

5. Relájate y disfruta del día, olvídate de la cámara y relájate. Has contratado a un profesional para que capture el día de tu boda. Al contratarlo te sentiste a gusto con él, confiaste en él para hacer su trabajo, así que relájate y déjalo hacer lo que estime conveniente. Disfruta el día y tu fotógrafo fotografiará todos esos increíbles momentos y emociones para ti.

LO QUE NO SE DEBE HACER EN LA FOTOGRAFÍA DE BODAS

1. No lo dejes demasiado tarde. Los mejores fotógrafos se pueden reservar hasta con 2 años de antelación. Tan pronto como tengas tu fecha, reserva el fotógrafo de tu boda. Incluso antes de confirmar el lugar y la fecha, comience a buscar fotógrafos. Piensa en una idea del estilo que te gusta y  preselecciona fotógrafos que te gusten y quizás, ponte en contacto para conocer los precios y más información. Tan pronto como tengas tu cita, ponte en contacto con tu fotógrafo y consíguelo.

2. No le pidas a un familiar que sea el fotógrafo (a menos que sea un fotógrafo profesional de bodas). Solo tienes una oportunidad, no te quedes diciendo “Lamento no haber contratado a un fotógrafo de bodas profesional” como le ocurrió a esta novia. Tal vez sea una excelente manera de ahorrar algo de dinero, sin embargo, es importante comprender el valor y la importancia de la fotografía de bodas. Si comprendes esto, entonces contratarás a un profesional.

3. No  dirijas a tu fotógrafo de bodas. Confía en él y déjalo hacer lo que quiera porque tiene años de experiencia. El día de tu boda no querrás estar preocupándote por todo, dirigiendo a la gente, asegurándote de que todo se está haciendo. Contrata a un fotógrafo en el que confíes y déjalo hacer lo suyo. Déjalo hacer aquello en lo que es bueno, déjalo hacer aquello por lo que les pagas. Si no confías en él, no lo contrates.

4. No tengáis los bolsillos llenos. Así es chicos, vaciad los bolsillos, ¡no hay nada peor que el bulto de bolsillo en las fotos de vuestra boda! Deshazte de esos teléfonos, carteras y llaves, déjalos en la caja fuerte del hotel, o en una bolsa con uno de los invitados, no dejes que tus fotos se arruinen con las llaves que sobresalen de tus bolsillos arruinando las líneas resbaladizas de los pantalones del traje, se verá raro. Al final del día, todas las personas que deseas que estén en tu boda los tendrás allí, por lo que no es necesario que estés revisando tu teléfono y Facebook. No necesitas llevar las llaves de tu casa.

5. No le des a tu fotógrafo una larga lista de fotos posadas que te gustan. Déjalo hacer su trabajo y, con sus años de experiencia, conseguirá las fotos adecuadas para ti. Si hay algunas fotos familiares que te gustaría tener, díselo a tu fotógrafo para que lo sepa, pero no le des una lista larga de las que quieres, como una pareja fotografiada en el pequeño puente sobre un arroyo. Deja que tu fotógrafo se haga cargo, conocerá los mejores lugares, dónde hay la mejor luz y dónde hay un gran fondo. Relájate y deja que haga su trabajo.

8 errores que cometen las parejas cuando se trata de la fotografía de bodas en Granada 4

CONCLUSIÓN

La fotografía es importante, también es una inversión de por vida, así que contrata al mejor que puedas y asegúrate de hacer todo lo posible para tener las mejores fotos e historias de la boda que puedas conseguir. Contrata a alguien en quien confíes y que te guste su estilo, así como su trabajo. Luego relájate y disfruta el día. Después de tu boda, cuando recibas el álbum de ese gran día, sabrás lo valioso que fue y lo agradecida que estás por contratar a un fotógrafo de bodas profesional.

Cuéntanos tu opiniónEscribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver a Arriba
Close Zoom
Context Menu is disabled by theme settings.